El Lloyds Building es uno de los edificios más característicos de Londres, se empezó a construir en el año 1978 y se finalizó en el año 1986.

Su diseñador es el arquitecto Richard Rogers, autor de la terminal T4 de Madrid y del hotel Hesperia Tower de Barcelona.

El edificio LLoyds es propiedad del Banco Lloyds, que demolió su antigua sede para levantar el actual y emblemático edificio. En su momento se creó un gran revuelo por sus dimensiones y formas, pero con el paso del tiempo fue convirtiéndose en un elemento emblemático de la ciudad de Londres.